Cronología 1943 - 1968 - 1993 - 1994 - 2003 - 2012 - 2013 -


Decreto

Fue creado por el Gobierno Federal el 8 de abril de 1943 mediante decreto expedido por el Presidente de la República, general Manuel Ávila Camacho, con su secretario de Educación Pública, el licenciado Octavio Véjar Vázquez.

Legislación Vigente

Con sede en la capital de la República, fue inaugurado, en representación del señor Presidente de la República, por el secretario de Educación Pública, licenciado Octavio Véjar Vázquez, el 15 de mayo siguiente, y tiene por objetivo principal la difusión de la cultura superior en el país.

De acuerdo con el artículo segundo, transitorio, del decreto presidencial de creación, fueron 15 sus miembros fundadores, designados por el licenciado Octavio Véjar Vázquez, secretario de Educación Pública: Mariano Azuela, novelista; Alfonso Caso, arqueólogo; Antonio Caso, filósofo; Carlos Chávez, músico; Ezequiel A. Chávez, educador; Ignacio Chávez, cardiólogo; Enrique González Martínez, poeta; Isaac Ochoterena, biólogo; Ezequiel Ordóñez, geólogo; José Clemente Orozco, pintor; Alfonso Reyes, poeta y humanista; Diego Rivera, pintor; Manuel Sandoval Vallarta, físico; Manuel Uribe Troncoso, oftalmólogo, y José Vasconcelos, filósofo y educador. De acuerdo con lo previsto en los artículos 5° y 6º del decreto de creación, los miembros fundadores de-signaron paulatinamente a los faltantes hasta completar el número de 20, previsto en el artículo 5º. Se inserta en seguida el texto íntegro del decreto de creación:


Decreto que crea El Colegio Nacional
(Diario Oficial: Jueves 13 de mayo de 1943)

Manuel Ávila Camacho, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.
En uso de las facultades que al Ejecutivo Federal confieren la Ley de 1º de junio de 1942, y la fracción I del artículo 89 constitucional y con apoyo, además, en los artículos 6º, inciso e), 100 y 101 de la Ley Orgánica de la Educación Pública del 31 de diciembre de 1941; y

Considerando:
Que es ineludible deber de un Gobierno fomentar, dentro de sus más vastas posibilidades, el desarrollo de la cultura científica, filosófica y literaria, tanto en el aspecto de la investigación como en las actividades tendientes a difundirla y estimando que se ha cumplido ya el propósito creador al fundar la Comisión Impulsora y Coordinadora de la Investigación Científica, resulta inaplazable la necesidad de establecer un colegio encargado de la divulgación, libre de las limitaciones, requisitos y modalidades que los planes, programas y métodos imponen a las instituciones universitarias.
Que uno de los procedimientos más eficaces para afirmar la unidad nacional consiste en enriquecer y ampliar la cultura del pueblo mexicano, lo que se consigue, entre otras formas, agrupando en un colegio a nuestros más destacados valores en la filosofía, en la ciencia y en las artes, concediéndoles medios que les permitan mantenerse en contacto regular e íntimo con aquellos hombres que en virtud de las actividades a que fundamentalmente dedican su existencia, quedan impedidos de concurrir a los centros escolares en que normalmente se imparten estas enseñanzas, o bien con quienes, ya iniciados en ciertas disciplinas buscan su perfeccionamiento;
He tenido a bien expedir el siguiente:

DECRETO

ARTÍCULO 1o - Con el nombre de Colegio Nacional se crea una comunidad de cultura al servicio de la sociedad, dotada de personalidad jurídica, en cuyo seno estarán representadas sin limitaciones las corrientes del pensamiento y las tendencias filosóficas, científicas y artísticas, pero con estricta exclusíón de todo interés ligado a la política militante.

ARTÍCULO 2o - El propósito general del Colegio será impartir por hombres eminentes, enseñanzas que representen la sabiduría de la época, esforzándose porque el conocimiento especializado de cada una de las cátedras concurra, fundamentalmente a fortalecer la conciencia de la nación, perpetuada en generaciones sucesivas de personas relevantes por su ciencia y virtudes.

ARTÍCULO 3o - El lema del Colegio será "Libertad por el Saber" y usará como distintivo un escudo formado por un águila en actitud de arrancar el vuelo, símbolo de la libertad del pensamiento, sobre un sol de fuego, representación de la luz de la sabiduría.

ARTÍCULO 4o - El Colegio Nacional tendrá su sede en la capital de la República.

ARTÍCULO 5o - Se integrará con veinte miembros, mexicanos por nacimiento, de reconocido prestigio e indudable competencia en su especialidad.

ARTÍCULO 6o - Los miembros del Colegio serán designados por el Consejo del mismo.

ARTÍCULO 7o - El puesto de miembro del Consejo será vitalicio, de modo que esa calidad sólo podrá perderse:
a) Por imposibilidad permanente de continuar en el desempeño del cargo;
b) En virtud de sentencia ejecutoria de Tribunal competente;
c) Por el voto unánime de todos los miembros del Consejo.

ARTÍCULO 8o - Los miembros del Colegio tendrán obligación, de sustentar, en los locales de la institución, las conferencias correspondientes al programa de trabajos, sobre la materia de su especialidad. Gozarán de absoluta libertad en el ejercicio de su actividad docente.

ARTÍCULO 9o - En los salones del Colegio podrán sustentar conferencias exclusivamente los miembros de la institución o profesores huéspedes, a invitación del Consejo.

ARTÍCULO 10o - Todos los miembros del Colegio percibirán la misma remuneración mensual. En ningún caso podrá reducirse el importe de ella.

ARTÍCULO 11o - Los miembros del Colegio que hubiesen sustentado, en los diez meses del año lectivo, por lo menos un 75% del total de las conferencias que les correspondieren, tendrán derecho de percibir remuneración durante las vacaciones.. El Colegio Nacional trabajará del 16 de enero al 15 de noviembre de cada año civil y disfrutará de vacaciones del 16 de noviembre al 15 de enero.

ARTÍCULO 12o - El conjunto de todos los miembros del Colegio constituye el Consejo, autoridad suprema de la institución.

ARTÍCULO 13o - Los miembros del Colegio tendrán idénticos derechos, las mismas obligaciones e igual jerarquía. El Consejo será presidido en cada sesión por uno de sus miembros, llevándose turno alfabéticamente para este efecto. Tomará decisiones por mayoría de votos y el quorum se integrará con la asistencia de la mayoría absoluta de los miembros de la institución.

ARTÍCULO 14o - El Consejo se reunirá al iniciarse el año lectivo y, en general, cuando lo soliciten por lo menos cinco de sus miembros o en los casos en que deba resolverse sobre la falta definitiva, renuncia o petición de licencia de alguno de los miembros del Colegio.

ARTÍCULO 15o - El Consejo fijarán en su primera reunión anual el programa de actividades y su presupuesto.

ARTÍCULO 16o - El Colegio Nacional tendrá un Secretario y Administrador con las facultades que el Consejo determine.

ARTÍCULO 17o - La asistencia a las conferencias será completamente libre y gratuita. No se llevará matrícula ni registro de ningún género, ni se pasará lista, no habrá pruebas ni exámenes de naturaleza alguna y no se expedirán certificados, diplomas o títulos.

ARTÍCULO 18o - El Colegio Nacional publicaraá con su mismo nombre una revista periódica, en la que se darán a conocer los trabajos de sus miembros y las actividades más importantes que en materia científica, filosófica y artística se realicen en el país.

ARTÍCULO 19o - El Gobierno Federal concederá, por conducto de la Secretaría de Educación Pública, un subsidio anual cuya cuantía en ningún caso será inferior a la inicial. Además, por el mismo conducto y a su cargo, mantendrá los locales e instalaciones adecuados, así como el personal de empleados necesarios para el servicio del Colegio.

TRANSITORIOS

ARTÍCULO PRIMERO - El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el "Diario Oficial".

ARTÍCULO SEGUNDO - La Secretaría de educación Pública nombrará desde luego, quince miembros del Colegio Nacional, los otros cinco serán designados por el Consejo, cuando lo estime oportuno.

ARTÍCULO TERCERO - La Secretaría de Educación Pública designará por esta sola vez, al Secretario y Administrador del Consejo.

De acuerdo con el artículo segundo, transitorio, del decreto presidencial de creación, fueron 15 sus miembros fundadores, designados por el Licenciado Octavio Véjar Vázquez, Secretario de Educación Pública: Mariano Azuela, novelista; Alfonso Caso, arqueólogo; Antonio Caso, filósofo; Carlos Chávez, músico; Ezequiel A. Chávez, educador; Ignacio Chávez, cardiólogo; Enrique González Martínez, poeta; Isaac Ochoterena, biólogo; Ezequiel Ordóñez, geólogo; José Clemente Orozco, pintor; Alfonso Reyes, poeta y humanista; Diego Rivera, pintor; Manuel Sandoval Vallarta, físico; Manuel Uribe Troncoso, oftalmólogo, y José Vasconcelos, filósofo y educador.